María Tardón Vigil, nos cuenta su iniciativa en la ciudad de Salamanca desde Octubre de 2011: La reflexión no es sólo un medio para llegar al conocimiento, sino que es una materia en sí, la cual hay que educar y estimular. En octubre de 2011, María Tardón se decidió a poner en marcha esta actividad en el IES Mateo Hernández, con el fin de dar un empuje a la Práctica Filosofica y extenderla más allá de los laboratorios éticos o las instituciones asentadas de filósofos. Dado que los jóvenes son los mayores admiradores de ideas, ídolos y sentimientos, son éstos quienes más se asemejan al concepto de filósofo, quien ante la admiración y la extrañeza intenta abrirse camino hacia un campo más amplio de conocimiento. Con esta actividad del Café Filosófico se pretende que tanto alumnos como adultos que tengan alguna relación con el centro al cual se lleve el Café se acerquen a la Filosofía de una manera práctica y aprendan a problematizar y conceptualizar diferentes perspectivas a partir del propio pensamiento y del de los demás. Así se irá conformando un taller de ideas que dará coherencia al plan de acción del Café Filosófico. Los principales objetivos que se persiguen son: – Definir qué es la reflexión filosófica, aprender sus aplicaciones prácticas y compartirla con el resto de miembros del Café – Analizar las conclusiones alcanzadas y definir poco a poco el progreso de las aplicaciones prácticas en el blog del centro – Colaborar, a través del blog (en el que quedará recogida toda la actividad que se ha llevado a cabo) para mejorar cada día las sesiones del Café y extenderlo a más personas Próximos objetivos: “Pabellón Filosófico”: Asesoramiento ético, motivación y estrategia reflexiva a deportistas